Clínica de Fisioterapia

La fisioterapia puede ayudarte a prevenir y tratar el dolor músculo-esqulético.

Cuando una persona se encuentra mal porque padece dolor de meses y meses de evolución, ya sea muscular, articular... tiende a apartarse de sus actividades sociales. Podemos decir que el dolor tiende a aislarla socialmente. Su estado de ánimo decae. Acude al médico y le da medicamentos para sus dolor. Y cuando llega a casa se encuentra el mismo escenario de siempre: una pila de medicamentos, todas sus tareas cotidianas aparcadas, al igual que sus actividades socioculturales. Además, las personas con dolor tienden a hablar de su dolor y de lo que le ha dicho el médico a todas horas y con casi todo el mundo que ven ese día. Esta actitud a los familiares más cercanos tiende a incomodarles, pudiendo llegar a tener incluso problemas en casa. Esta no es una buena conducta ante el dolor!!

Si te encuentras en una situación similar, debes saber que puedes cambiar. Debes seguir los consejos que se citan a continuación:

  • Consulta con un médico especialista para descartar patología grave. Y si la descarta, relaja tu mente y empieza a plantearte como vas a cambiar las cosas para conseguir sentirte mejor.
  • Si tu dolor es musculo-esquelético, la Fisioterapia puede ayudarte. Tras realizarte una anamnesis completa y una exploración apropiada, el Fisioterapeuta te aplicará la técnica fisioterápica más adecuada para ti. Cada persona es única y cada tratamiento fisioterápico debe ser diseñado especialmente para cada paciente. Entre las técnicas fisioterápicas a aplicar se encuentran la terapia manual, osteopatía, masaje, movilizaciones, estiramientos, tonificación, aplicación de electroterapia, hidroterapia, calorterapia, vendaje neuromuscular, taping...En la Fisioterapia siempre se emplean medios físicos en el tratamiento. Esto es importante sobre todo en aquellas personas que por alguna patología gastrointestinal, no pueden ingerir medicamentos como analgésicos o antiinflamatorios, ya que con medios físicos se pueden conseguir los mismos fines que con ciertos medicamentos.
  • Es importante que realices todas las sesiones de tratamiento fisioterápico o rehabilitador recomendadas por tu fisioterapeuta o por tu médico para obtener el resultado esperado.
  • Tratamiento o deberes para casa: El fisioterapeuta te aconsejará unos ejercicios que tienes que realizar en casa. Es importante que lo hagas!!. Hay personas que creen que con ir a consulta ya está todo solucionado. Pero realizar los ejercicios recomendados te ayudará a mantener la movilidad, tonicidad y  elasticidad adecuada en aquellos segmentos corporales objeto de tratamiento.
  • Elige actividades que te gusten, un jobi (pintura, cerámica, aprender un idioma,...) y un deporte (bicicleta, correr, natación, baloncesto,..), pero que sean actividades que te apasionen!!, así te será más fácil acudir varias veces por semana a dichas actividades. Esto te ayudará a relacionarte con gente, sobre todo si acudes a clases, te apuntas a un gimnasio o participas en deportes grupales. También te ayudará a segregar endorfinas y ello te ayudará a sentirte mucho mejor, más animad@. Además mantendrá tu mente ocupada en realizar el ejercicio o la actividad de ocio correctamente y tu mente lo centrará toda su atención en el dolor, y esto es muy importante en el tratamiento del dolor crónico.
  • Cuida tu imagén todos los días, ponte guap@, esto también te ayudará a sentirte mejor.
  • Disminuye el nivel de actividades estresantes: en primer lugar tendrás que identificar que actividades te provocan agobio y estrés en tu vida. Cuando las hayas identificado disminuye el tiempo que dedicas a dichas actividades. Está comprobado científicamente que el estrés contribuye de un modo directo a aumentar el dolor que siente una persona porque aumenta la secreción de las sustancias que provocan el dolor.

Con toda esta enumeración de consejos esperamos haberte ayudado a conocer más tu situación, si lo necesitas puedes consultarnos sin compromiso alguno, y te ayudaremos a buscar la mejor solución posible.